¿Será posible ver procesiones la próxima Semana Santa?

Cualquier persona diría un NO rotundo a esta pregunta, mas aún sabiendo que el estado de alarma que nos afecta esta establecido hasta el próximo mes de mayo, pero ojo, que las ramas de un árbol no te impidan ver el bosque, la nueva aparición de vacunas y su distribución parecen estar cada vez mas cerca.

La reactivación económica pasara a ser de prioritaria a urgente y cabe recordar que la Semana Santa es uno de los principales motores económicos de nuestra ciudad, ¿Quien diría a principios de año, incluso dos semanas antes del primer estado de alarma que nos quedaríamos sin Semana Santa en el año 2020? 

La situación cambia de un día para otro y el estado de alarma que tenemos lo puede eliminar el gobierno en el momento que se consiga una inmunidad de grupo suficiente para ello, con esto no quiero decir ni asegurar que si, que tendremos procesiones en la calle, pero no todo esta perdido y la Esperanza es lo ultimo que se pierde.

¿En caso que las Hermandades puedan celebrar el culto Externo, será como en años anteriores?

Si la respuesta a lo anterior pregunta es una incógnita, la respuesta a esta aún se antoja mas halagüeña, la Semana Santa tal y como la conocemos es una Semana Santa multitudinaria, repleta de gente por cada plaza, cada calle y cada esquina por donde pasa una cofradía, hoteles llenos, turistas por todos los rincones e iglesias repletas de hermanos esperando la ansiada salida del templo, algo impensable hoy, pero que quizás pueda tener alguna solución ya no solo por parte de las hermandades, del consejo o de la Iglesia, si no, por parte del gobierno de la ciudad, quien sabe, lo mismo nos encontramos con una Semana Santa solo para los sevillanos, o que las Hermandades tengan que salir de templos cercanos a la S.M. y P. Iglesia Catedral y por itinerarios marcados y aforaros, ahí lo dejo…

Paso a paso y poquito a poco, parece ser que la situación actual invita a la prudencia a la hora de hablar de una nueva Semana Santa que llegue para el próximo año, pero nadie nos impide soñar, así que sigamos soñando con una nueva Semana Santa para el 2021.